23 junio, 2017

Hasta aquí hemos llegado.


1. Por la permanencia del nuevo colegio de PROA en Aldea Moret y en la misma ubicación. 



4. Hasta aquí hemos llegado. A pesar de todo, PROA siempre será Aldea Moret. 


COMUNICADO OFICIAL.
A PESAR DE TODO: PROA SIEMPRE SERÁ ALDEA MORET.
Noaz (Madrid, 1978). Recuerdo de Cáceres. Intervención urbana. Pintura sobre pared + cartel. CÁCERES ABIERTO’ 2017.
             El 25 de enero decidimos enviar cinco cartas: una dirigida a la alcaldía de Cáceres; otra, dirigida a la presidencia del gobierno regional; y el resto, dirigidas a los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Cáceres -Grupo municipal CÁCeres TÚ, Ciudadanos y PSOE-.  El contenido de las cinco cartas era el siguiente:

“Le facilitamos una copia del documento titulado A perro flaco todo son pulgas. O lo que es lo mismo: Aldea Moret. En ese documento vienen recogidas las razones por las que nos hemos visto obligados a relanzar la campaña social PROA es Aldea Moret. En la segunda parte del documento, aparecen unas conclusiones a modo de preguntas. A este respecto, le emplazamos a Usted a un encuentro público que podríamos celebrar en el barrio de Aldea Moret. El fin de dicho encuentro sería el siguiente: desvelar algunos interrogantes acerca de por qué en diez años aún no se ha construido un nuevo centro público de educación especial PROA y dar a conocer las razones -que desconocemos- que han motivado el rechazo del barrio de Aldea Moret para ubicar la construcción del nuevo centro PROA”.

Ciudadanos y CÁCeres TÚ, nunca respondieron a nuestra carta. Respecto al grupo municipal PSOE, si bien no respondió por escrito a la carta, desde finales del 2016 hasta primeros del 2017, mantuvimos con ellos algunas conversaciones respecto a PROA. Fueron ellos, los que nos recordaron la decisión que se había tomado en la Asamblea de Extremadura por parte de todos los partidos políticos: habían decidido construir un nuevo centro público de PROA, pero fuera de Aldea Moret. De alguna manera, en la asociación, nos encontrábamos en una fase de denegación. Pero la realidad se mostraba ante nuestros ojos, con toda su crudeza.

Respecto a la alcaldía de Cáceres y a la presidencia del gobierno regional, esto es lo que nos vinieron a contar a través de carta: 

-       Por un lado, mostraban interés en participar en el debate propuesto pero, por otro lado, nos contaban que, la decisión de construir un nuevo centro público de PROA en Casa Plata, respondía al diálogo, acuerdo y entendimiento entre la comunidad educativa afectada (equipo directivo de PROA, su AMPA, su claustro de profesores y su consejo escolar)  y entre los partidos políticos con representación en la Asamblea de Extremadura (decisión aprobada el 15 de septiembre de 2016 sin un solo voto en contra). El papel del Ayuntamiento de Cáceres, en la actualidad, era ultimar los detalles para ceder los terrenos necesarios para la construcción del nuevo centro. Por todo ello, consideran que no es necesario participar en el debate público que habíamos propuesto desde la asociación.
-          Añaden, que el objetivo central, a la hora de tomar la decisión de sacar a PROA de Aldea Moret, ha sido el de buscar por encima de todo el bien común de las personas internas en PROA (priorizando en todo momento sus necesidades).
-          Por último, nos animaban a reinventar las instalaciones que van a quedar abandonadas con la marcha de PROA de Aldea Moret, con el fin de contribuir a la dinamización del barrio.

Leímos las cartas con mucha atención y no pudimos evitar plantearnos lo siguiente:  y ahora, ¿qué se supone que debemos hacer? Veamos:

-          A pesar de que la dirección de PROA, su AMPA y su claustro de profesores, hayan dicho ¡no, a construir el nuevo centro público PROA en Aldea Moret! A pesar de que los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Cáceres y en la Asamblea de Extremadura, hayan dicho ¡no a construir el nuevo centro público PROA en Aldea Moret! A pesar de que el gobierno local y el regional hayan dicho ¡no a construir el nuevo centro público PROA en Aldea Moret! A pesar de todo y por nuestra parte, seguimos creyendo en la presencia y actividad de PROA en Aldea Moret, ya que, nos parece un factor importante para impedir que el barrio quede marginado de las dinámicas de la ciudad: porque quitar Servicios Públicos del barrio, no nos parece una opción razonable. Pero no nos vamos a encadenar a las máquinas cuando comiencen las obras en Casa Plata. No, hasta aquí hemos llegado.
-          Que sigamos creyendo firmemente en nuestras convicciones, no nos impide reconocer que hemos chocado contra un muro de hormigón, un muro, por ahora, infranqueable. Pese a esta cruda realidad, seguimos absolutamente convencidos de que hacer viviendas, no es hacer ciudad. La Administración local y regional no quiso prever las consecuencias que tendría crear en Aldea Moret un chabolismo vertical. Sencillamente, en la década de los noventa, la Administración masificó el barrio, creando un gueto: más de mil cien viviendas sociales concentradas en prácticamente un único punto del barrio de Aldea Moret. Con esta política nefasta de realojo, la Administración salvaba al núcleo urbano de una problemática social que frenaba la proyección urbanística –y turística- de la ciudad. Lo que nunca llegaron a planificar desde la Administración local y regional fueron las consecuencias del realojo y la realidad a la que se iban a enfrentar a diario los vecinos y vecinas de Aldea Moret. 
-          Y ahora, tanto la Administración local como la regional, tenían una oportunidad de oro para, por lo menos, conservar los recursos públicos con los que ya cuenta Aldea Moret. Pero en lugar de mirar también a través de los ojos de las personas que viven en Aldea Moret, la Administración ha decidido mirar exclusivamente, a través de los ojos de los chicos que viven internos en PROA.
-          Pese a que no hemos contado con el apoyo de la Administración, la apuesta nos parecía ecuánime y cargada de sentido común: a) los chicos que viven en PROA necesitan desde hace más de una década un centro nuevo: ¡miren a través de los ojos de esos chicos y, por favor, constrúyanlo de una vez!; b) las personas que viven en Aldea Moret necesitan romper el estigma que pesa sobre ellas y necesitan caminar hacia una integración real en la ciudad: ¡miren a través de sus ojos y, por favor, construyan el nuevo centro público de PROA en Aldea Moret, en cualquier punto del barrio pero no quiten sus Servicios Públicos porque eso no nos parece una opción razonable!
-          La decisión final, ya la conocemos: la Administración ha priorizado en todo momento las necesidades del alumnado de PROA. Lo cual, nos resulta acertado, necesario, pero insuficiente, por esta cuestión: ¿por qué la Administración, una vez más, no ha tenido en cuenta las necesidades de las personas que viven en Aldea Moret?


Desde hace más de una década, venimos dinamizando nuestro barrio desde la cultura y haciendo propuestas de mejora a la Administración -como es el caso de mantener los recursos públicos con los que ya se cuenta-. A pesar de eso: ¿cuál es la recompensa para el barrio? Suprimir lo que ya existe -como es el caso de PROA- e invitarnos a reinventar las instalaciones actuales que van a quedar abandonadas con la marcha de PROA y darle así, el mejor uso posible a las mismas para que contribuyan a la dinamización del barrio. Toda una paradoja…Pero ya puestos y desencantados, propondremos a la Administración local y regional, la creación de servicios para el barrio y para la ciudad, como, por ejemplo:

-          una escuela taller.
-          Un albergue juvenil (con el ánimo de ligar el turismo de la vieja minería a la Ruta de la Plata…).
-          Un centro de día para personas mayores.
-          Una residencia para personas mayores.

Como conclusión -y a modo de recordatorio-: Aldea Moret, no nos parece un barrio inseguro, por el contrario, nos parece que es el resultado de una mala planificación urbanística perpetrada por la Administración. No podemos estar de acuerdo con la decisión que ha tomado el gobierno regional y el gobierno local de Cáceres, tampoco con la decisión que han tomado las actuales fuerzas de la política de partido con representación en la Asamblea de Extremadura y en el Ayuntamiento de Cáceres y la comunidad educativa de PROA: porque suprimir un recurso público que lleva toda la vida en Aldea Moret, no nos parece una opción razonable. Aunque lo respetamos, no podemos estar de acuerdo con esa fantasía que dice que la integración en el barrio no es posible -y por esta razón, suprimimos un recurso público del barrio-: con esta acción, nos parece que se hipotecan las habilidades, capacidades, sueños, valores y esperanzas de la gente que habita el barrio. Por último, si la comunidad educativa de PROA ha creído sentirse insegura en el barrio, una vez más, nos parece respetable. Pero tampoco podemos estar de acuerdo por lo que ya hemos dicho: Aldea Moret, nos parece un barrio seguro, pero mal planificado. Recurrir a la Administración con el argumento del miedo o de la inseguridad para alcanzar lo deseado, es decir, que todo un recurso público abandone el barrio que le vio nacer: nos parece que es alimentar un mito, una leyenda. Esa leyenda alimentada por los discursos dominantes que etiquetan y estigmatizan al barrio de las minas, al barrio de Aldea Moret. De cualquier manera, probablemente, nunca llegaremos a conocer todas las razones que han motivado, una vez más, el rechazo hacia Aldea Moret.

A pesar de todo, digan lo que digan y hagan lo que hagan: PROA siempre será Aldea Moret.

En Aldea Moret, a 23 de junio de 2017.
Asociación Socio-Cultural Aldea Moret.
AA.VV. 1º de Mayo de Aldea Moret.

21 junio, 2017

A propósito de una fotografía.


Hay una cuestión interesante -bajo mi punto de vista-. En las aulas de ese colegio, tratan de deconstruir los discursos violentos reflexionando si el resolver un conflicto utilizando la violencia, tiene alguna relación, por ejemplo, con la cultura gitana y los valores que defiende, con el respeto, la honra, la familia...Y no lo hacen desde la imposición: invitan a los chavales a averiguar de dónde les viene, por ejemplo, la resolución violenta de los conflictos... En el fondo, no veo la contradicción en la frase: etimológicamente, parece correcta y, en la práctica: el buscar un punto de encuentro con tu vecino desde el diálogo -en lugar de golpearle-, parece un camino interesante para explorar, precisamente, desde la educación.

18 junio, 2017

Pizza Móvil discrimina a Aldea Moret.

Pizza Móvil, en su local de Cáceres, tiene colgado un listado de calles a las que no sirven pizzas. El listado muestra un total de 54 calles. En la parte inferior derecha del listado, a mano y en rojo, aparecen las siguientes palabras: Opel o Renault. El título del listado es Lista de calles donde no repartimos. Calle Canario, Juan García García, Río Volga…así hasta 54 calles de las minas, de Aldea Moret, porque todas esas calles corresponden a Aldea Moret.
Hemos llamado a la pizzería para saber por qué razón no nos pueden servir unas pizzas a Juan García García. La respuesta que nos han dado es “porque los chicos han tenido problemas”. Suponemos que, esos chicos repartidores, han tenido problemas en la calle Juan García García y en el resto de las 53 calles que aparecen en el listado. A raíz de la llamada, descubrimos el porqué de las palabras marcadas en rojo: si, por ejemplo, vives en Juan García García, has de ir a recoger la pizza a la Renault recorriendo para ello 900 metros; también tienes la opción de ir a recoger las pizzas a la Opel, recorriendo para ello entre 700 y 750 metros. No hay descuentos especiales por ir a recoger las pizzas a la Avenida de la Constitución -que es donde se encuentran los dos concesionarios de coches-.
El problema del reparto de comida a domicilio en Aldea Moret, es viejo. Desde la asociación, desde hace ya una década, nos esforzamos por combatir, entre otras cosas, las etiquetas y estigmas que pesan sobre el barrio. Creemos que el barrio de Aldea Moret, lejos de ser un barrio inseguro es un barrio mal planificado. Pese a todo, Aldea Moret y sus gentes, están cargadas de capacidades, habilidades, fortalezas, valores, esperanzas y sueños. No es que no reconozcamos ni aceptemos los problemas que se dan en Aldea Moret. Resumiendo mucho el problema, creemos que la Administración, en general, debería responsabilizarse del hecho de haber creado un contexto que tendería a fomentar la brecha social de la desigualdad; por otro lado, los moradores del barrio, también habrían de asumir su responsabilidad en tanto que ofrezcan una respuesta inadecuada a ese contexto creado. De cualquier manera, creemos que hay que apostar por la Educación: ¿ante problemas sociales como los que aparecen en Aldea Moret y en otros barrios de la ciudad, no hemos de buscar respuestas educativas? Por nuestra parte, creemos que sí.
La empresa Telepizza, al igual que Pizza Móvil, tampoco reparten en Aldea Moret: en el caso de que quieras sus pizzas, has de ir a su encuentro, a la avenida de la Constitución del barrio. Igualmente, las razones que aportan son las siguientes: han tenido problemas que les han llevado a dejar de repartir pizzas.
Otra realidad distinta a la descrita es la siguiente. Hemos contactado con Carrefour, Eroski, Mercadona y un restaurante chino de la ciudad (Chino Pekín, Av. de Antonio Hurtado, Cáceres) y todos, reparten comida a domicilio en Aldea Moret.
Por todo lo expuesto, no negamos que, las personas que reparten pizzas con sus motos, hayan podido tener problemas –o que incluso, los hayan tenido-. Pero desde la asociación, no podemos dejar pasar, una vez más, la oportunidad de invitar a estas empresas, a que encuentren otra solución: buscar otras medidas que no contribuyan a aumentar la leyenda negra que, ya de por sí, pesa sobre el barrio.